Semana 4

“Todos los seres celestiales están en constante actividad, y el Señor Jesús, en su vida de trabajos prácticos, ha dejado un ejemplo para cada uno. Dios ha establecido en los cielos la ley de la acción obediente. Silenciosa pero incesantemente, los objetos de su creación realizan su tarea asignada. El océano está en constante movimiento. El pasto que crece, “que hoy es y mañana es echado en el horno”, realiza su misión, vistiendo los campos con belleza. Las hojas son movidas por el viento, y sin embargo no se ve mano alguna que las toque. El sol, la luna y las estrellas son útiles y gloriosas al cumplir la misión para ellos designada. Y el hombre, su mente y su cuerpo creados a la semejanza misma de Dios, debe estar activo a fin de ocupar el lugar que se le ha designado. El hombre no ha de estar ocioso. La ociosidad es pecado. (EGW Carta 103, 1900.)

Menú de la semana 3
Sigue el plan de alimentación a base de plantas

“Aquello que estorba tu trabajo es tu trabajo” (Anónimo)

Algunas investigaciones han demostrado que el reír está directamente relacionado con beneficios considerables en los sistemas muscular y cardiovascular (Carbelo y Jáuregui, 2006), además de que favorece las relaciones interpersonales del individuo. 

Actividad de la semana:

Comparte una sonrisa.

Puedes empezar practicando frente a un espejo tu expresión facial y reflexionar sobre el mensaje que transmites. Practica

este ejercicio con los miembros de tu familia y/o con las personas que te encuentres durante el día, según las circunstancias lo permitan.

Usa: #salud7 #quierovivirsano