Buscar
  • Dr. Héctor Murillo

Reto Salud 7.1

“La salud es un gran tesoro. Es la más rica posesión que los mortales tienen. Si se adquiere riqueza, honor o conocimiento a costa de la salud, se está pagando un precio muy alto. Ninguno de estos logros puede dar felicidad si se carece de salud.” (Consejos sobre la Salud, EGW).

La pandemia de COVID-19 declarada el 11 de marzo de 2020 por la OMS (1) ha cambiado la forma de vida de los seres humanos de todo el mundo. El virus se ha esparcido por todos los continentes y ha hecho que millones de personas vivan periodos largos de confinamiento por indicación de los gobiernos. Al desarrollarse la enfermedad de COVID-19 por el virus SARS-CoV-2 ocurre una respuesta inflamatoria masiva que daña principalmente los pulmones, no existe un tratamiento específico, sólo sintomático, pero cuando se complica la enfermedad es necesario administrar oxígeno y en muchos casos se logra por medio de la intubación y conexión a un ventilador. Si bien la mayoría de los casos que desarrollan COVID-19 son asintomáticos (80% aproximadamente), de los que desarrollan la enfermedad se estima que un 5% requerirán intubación (2), se ha visto que las personas que se desarrollan las formas más severas de la enfermedad, son las que tienen comorbilidades como hipertensión, obesidad, diabetes y en grupos de alto riesgo como lo son los adultos mayores. La tasa de letalidad en México se encuentra en 10.9% por encima de la tasa mundial de 7% (3,4).

La enfermedad de COVID-19 encontró terreno fértil para su letalidad en México por la carga de Enfermedades No Transmisibles que tenemos en la población mexicana, la encuesta ENSANUT 2018 reporta que el 75.2% de los mexicanos padece obesidad y sobrepeso, el 49.2% tiene cifras de presión arterial por encima de lo normal y el 10.3% de la población padece diabetes mellitus.

El desarrollo de hábitos saludables es más necesario que nunca para reducir la carga de las Enfermedades No Transmisibles y de esa forma reducir el riesgo de complicaciones por COVID-19. Una de las mejores estrategias para lograr esto es por medio de la pérdida de peso corporal, ya que cuando las personas que están pasadas de peso y pierden el exceso, la presión arterial disminuye y tienen un mejor control de sus niveles de glucosa.

Para lograr una pérdida exitosa se necesitan tomar en cuenta múltiples aspectos, ya que la obesidad es una enfermedad multifactorial y muy compleja. De manera general sabemos que la mayoría de las personas con obesidad han tenido un consumo excesivo de calorías por periodos de tiempo prolongados sin tener niveles de actividad física adecuados que gasten el exceso de calorías ingeridas, de esta forma la energía no utilizada se acumula en el cuerpo en forma de grasa. Para lograr una pérdida de peso adecuada se debe asegurar una restricción calórica que no ponga en riesgo la salud y un nivel de actividad física superior a la ingesta calórica que se tenga. Por esto los componentes más importantes para lograr la pérdida de peso son la dieta y el ejercicio, siendo la dieta la parte más importante al inicio y el ejercicio la parte más importante para mantener la pérdida de peso.

El confinamiento causado a consecuencia de la pandemia de COVID-19 ha sacado a relucir otros aspectos que afectan la salud de la sociedad y que pocas veces tomamos en cuenta. La salud mental de las personas se ve cada vez más afectada conforme pasan los días de encierro. El exceso de tiempo en las pantallas, el poco contacto físico con otros y el agotamiento mental por el bombardeo de noticias negativas sólo aumentan el estrés mental que vivimos. Por otro lado ver morir amigos y familiares cercanos incluyendo algunos que no tenían comorbilidades nos hace más presente lo que todos sabemos, pero que solemos minimizar, y esto es que podemos morir en cualquier momento. La salud espiritual viene a dar un alivio a estos pensamientos, al darnos la esperanza que tanto necesitamos en estos momentos. El Departamento de Salud de la Iglesia Universitaria ha desarrollado el Reto Salud 7.1 el cual es un programa de 28 días que promueve la salud integral por medio de actividades en 4 áreas que son alimentación saludable, actividad física, salud mental y salud espiritual para que por medio de ellas se logre una pérdida de peso a corto plazo y se disminuya la carga de las comorbilidades y el riesgo de complicaciones por COVID-19. La finalidad es mejorar el estilo de vida y fomentar hábitos a corto y mediano plazo, así como crear una comunidad de apoyo y soporte social.

Sabemos que la salud no es un reto y no debe depender de ellos. En la actualidad vemos múltiples retos que se hacen por medio de las redes sociales y una gran cantidad de personas los siguen. Muchos de estos no son desarrollados por profesionales de la salud y ponen en riesgo la salud al promover múltiples beneficios inmediatos al seguirlos. Sin embargo, pareciera ser que en muchas personas, los retos son la única oportunidad que brindan para modificar hábitos nocivos que tienen arraigados. Por este motivo el programa de desarrollo y fomento de hábitos saludables para mejorar el estilo de vida que hemos desarrollado lleva por nombre Reto Salud 7.1.



Elaborado por Dr. Héctor Murillo, Director Asociado de Salud, Iglesia Universitaria, Agosto 2020


Referencias:

1. Organización Mundial de la Salud. Alocución de apertura del Director General de la OMS en la rueda de prensa sobre la COVID-19 celebrada el 11 de marzo de 2020 [Internet]. [cited 2020 Aug 8]. Available from: https://www.who.int/es/dg/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-at-the-media-briefing-on-covid-19---11-march-2020

2. Deloya Tomas E, Gasca Aldama JA, Salmerón JD, Flores Ramírez R, Morgado Villaseñor LA, Uribe Moya SE, et al. Protocolo de manejo para la infección por COVID-19. Med Crítica. 2020;34(1):43–52.

3. COVID-19 Tablero México [Internet]. COVID - 19 Tablero México. [cited 2020 Aug 8]. Available from: http://datos.covid-19.conacyt.mx/index.php

4. Suárez V, Suarez Quezada M, Oros Ruiz S, Ronquillo De Jesús E. Epidemiología de COVID-19 en México: del 27 de febrero al 30 de abril de 2020. Rev Clin Esp [Internet]. 2020 May 27 [cited 2020 Aug 8]; Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7250750/


34 vistas